Periodistas y medios del pasado: La Noticia Rebelde (7/11/2008)

Un completo repaso por un programa televisivo que revolucionó el mundo periodístico de la década del 80 a través del humor. Los antecedentes, las influencias y los principales aportes a un nuevo modo de enfocar las noticias. Toda la historia de La Noticia Revelde, programa del que formaron parte Jorge Guinzburg y Adolfo Castello, entre otros. Por Laura Brizuela y María Eugenia Barrionuevo

Audio:

Fue un programa que rompió con los moldes y las estructuras conocidas en el momento para la televisión. Lo novedoso que tuvo es que comenzó a mostrar la realidad desde otro punto de vista, desacartonó el relato de la información, por lo que marcó un antes y un después en el periodismo humorístico.

El primer programa de La Noticia Rebelde salió al aire en abril de 1986 en ATC (Argentina Televisora Color). y en pocos meses se transformó en un ciclo de éxito que se veía de lunes a viernes de 19.00 a 20:00

En 1983 retorna la democracia, de la mano de Alfonsín, se termina el período de dictadura, en el que estaba instaurada una censura absoluta sobre los medios, donde el miedo no permitía correrse mucho de los límites impuestos y no se pensaba en ver a un periodista comentando una noticia.

Este programa viene a romper con todos los códigos conocidos por el periodismo. Se exploraban otros temas, se discutía todo aquello que estaba vedado hasta hacía poco tiempo y se expresaban opiniones que algunos años antes habrían sido impensadas.

Los comentarios que hacían eran sutiles e incisivos, cambiaron las reglas de cómo contar la tele.

Es un antecedente de la renovación que vendrá en los ’90.

Sus secciones eran apoteóticas y para ellos se repartían muy bien los roles: Pasando revista”, donde Castello y Becerra desgranaban las “novedades” de los semanarios de la Argentina, terminaba irremediablemente en un huevazo en la “noticia que no le interesaba a nadie” y a veces era la nota de tapa.

Luego llegaba el turno de “El Reportaje”, donde Guinzburg y Abrevaya, con una rapidez mental asombrosa, y la construcción de códigos propios de una amistad de años, se divertían con los invitados que iban al programa, lograban que se muestren de otra forma, que se sacaran el cassette.

Inolvidables también eran “los móviles” en lugares donde no pasaba nada o con encuestas truchas y reportajes a la gente común con preguntas con doble sentido, esto habitualmente en manos del desenfado de Nicolás Repetto.

Carlos Abrevaya

“La muerte: ese segundo que dura una eternidad. Esa eternidad que acorta tanto la vida”, escribió el humorista-periodista-pensador Carlos Abrevaya en su libro Desnudo y sin documentos, quien fallecio el 8 de julio de 1994.

Abrevaya creció con Jorge Guinzburg, con quien la empatía venía de lejos: terminaron la secundaria en 1966, iniciaron la carrera de Derecho y en 1971, y buscando algo creativo para hacer, terminaron como libretistas de Juan Carlos Mareco.

Abrevaya había estudiado Derecho y Filosofía “abandonando las dos carreras, como corresponde”. Luego vino el Fontana Show, con Cacho Fontana, y más tarde la revista Satiricón. “El era muy joven, vino con otro chico Jorge en el ’72 diciendo que eran ‘chisteros’.

En 1975 ambos comenzaron a publicar Diógenes y el linyera en Clarín (con dibujos de Tabaré).

En 1982, cuando Tato Bores reapareció en la pantalla chica, el dúo se encargó de escribir los libretos del “Actor Cómico de la Nación”.

Desde el ’78, siempre con Guinzburg, su pluma brillaba en la legendaria revista Humor.

Programa de radio En ayunas, que comenzó el 2 de abril de 1984

Desde su irrupción en 1986, La noticia rebelde se convirtió en un programa de culto, con alto rating. En aquella época -primavera alfonsinista- decían no tener rivales “salvo Nuevediario, nuestra competencia”. En una emisión de La noticia… de 1988 declaró: “Las mejores ideas son sencillamente irrealizables, no tanto por falta de medios sino porque no se nos ocurre cómo hacerlas”

En el ’87, Abrevaya decidió hacer la apertura leyendo un texto crítico sobre los medios de comunicación.De esta manera, utilizaba la pantalla para hacer una arrolladora denuncia sobre los medios:

“Todos los argentinos estamos pagando los medios, tanto estatales como privados. Si los medios de difusión de la Argentina no trabajan en favor del proyecto de la mayoría de los argentinos, nuestro futuro será como nuestro pasado: una interminable y sangrienta pelea por espacios de poder, una constante y retardataria lucha por dominar a los otros”.

Era un gran analista, un perspicaz observador, le gustaba jugar con las palabras. Decía que “el gran secreto de las discusiones es que primero hay que ponerse de acuerdo sobre qué discutimos primero”, o declaraba rozando el aforismo: “En el caso de los medios de comunicación el principal problema es su dificultad de comunicación”.

En 1988, Guinzburg y Becerra se separaron de La noticia rebelde para hacer Sin red por Canal 13. Entonces Abrevaya dijo: “Debo decir una cosa que seguramente va a sorprender a mucha gente: Jorge y yo siempre hemos sido dos personas distintas. Es algo que muchos no van a poder soportar, pero algún día se tenía que saber”.

Además participaban del programa, los dibujantes Peni y Palomares, y Daniel Dátola, las voces eran del locutor argentino, Luis Albornoz, Lalo Mir, Daniel Araoz, Juana Molina, Teresita Ferreira, Daniela Castelo (en la producción)

Antecedentes:

l Semanario Insólito cuyos conductores fueron Raúl Becerra, Adolfo Castelo, Raúl Portal, Virginia Hanglin y Nicolás Repetto

l Satiricón- Revista Humor

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s