Entrevista completa a Jorge Lanata

La desgrabación completa de la entrevista exclusiva realizada por LCP a Jorge Lanata, Director de Crítica de la Argentina. Su evaluación sobre el nuevo diario de papel, el IVC y su credibilidad, la convergencia hacia la web, su opinión sobre Página 12, su relación actual con Horacio Verbitsky, la ley de radiodifusión y la última pelea entre Clarín y el Gobierno Nacional.

Audios:

Parte 1:

Parte 2:

Parte 3:

La primera pregunta tiene que ver con Crítica, el lanzamiento de este diario de papel, algo que no se da todos los días y en torno a lo cual se generaron muchas expectativas. ¿Crees que se cubrieron estas expectativas?

Mira, yo primero diferenciaría el público del microclima. Yo haría esta definición: el microclima son cuatro mil o cinco mil tipos que nos rodean, entre los cuales hay periodistas o gente que escribe a los medios, que tratan de influir sobre los medios o que influyen sobre los medios; y el público es toda la gente. Cuando yo me relaciono con el público, es generoso y quiere que te vaya bien; te quiere y te trata muy bien. Yo afortunadamente tengo la mejor onda con el público. El microclima a veces te quiere y a veces te odia. ¿Por qué) Porque uno es de alguna manera una exhibición de su propio miedo. El microclima siempre tiene una relación competitiva, cree que uno es un idiota y que el que tendría que estar ahí es él. Y él vio que vos pasaste algún límite que él dijo que no se podía pasar, entonces te quiere pero también te odia, porque lo estás dejando en evidencia.

Si vos me decís cuales eran los planteos del microclima hacia el diario… y fueron súper presionantes (sic). Hablan del diario exigiéndole como si fuera el Washigton Post, desde medios de mierda o mucho peores que este, y cuando vos le preguntás: ¿y vos que hiciste para criticar? En general lo que te responden es nada. Entonces si somos periodistas y vamos a criticar, yo lo que querría es discutir con alguien que haya hecho algo, porque sino ser crítico es bastante fácil, el problema es estar en el medio de la mierda y hacer las cosas.

Entonces, desde el microclima hubo mucha presión. Y bueno, en algún punto… primero se nos acusaba de copiar a Página/12, una acusación que para mí es totalmente ridícula, por que yo no me puedo copiar a mi mismo. O sea… es obvio que yo iba a hacer algo parecido a Página. Día D era parecido a Página y era por televisión; Rompecabezas era parecido a Página y era por radio; Lanata PM era parecido a Página y era por radio también. Pero digamos, eso es así, por que yo soy parecido a mi mismo; acusarme de que soy parecido a mi mismo es una boludés increíble.

Bueno, después lo que yo creo, y lo dije cuando salió el diario es que… el diario va a ser una mierda, va a ser una mierda un tiempo, después va a mejorar; si yo veo el diario en marzo y lo veo hoy, yo creo que el diario está bastante mejor, si nos volvemos a encontrar el año que viene pare esta fecha vas a ver que el diario va a estar bastante mejor que hoy. Eso es lógico porque cualquier cosa cuando sale, nunca es la versión definitiva de eso.

¿Y en algún aspecto está peor?

No, yo no lo veo peor. Yo lo veo que está mejorando en la diagramación, está mejorando en los textos, pero que nos falta mucho, claro que nos falta mucho. Te digo esto sin compararme con nadie, porque si nos comparamos con otros capaz estamos mejor, pero ¿de que me sirve compararme con otros?.

¿Y qué tirada están manejando? Tengo entendido que no están en el Instituto Verificador de Circulaciones (IVC). ¿Por qué?

Si, no estamos en el IVC, por que el IVC, como otras tantas cosas, es influenciable. No me parece básico estar en el IVC, sinceramente. Yo lo que creo es que un diario existe cuando te comentan sobre él. Yo nunca escuché nada sobre La Razón, o sobre El Cronista Comercial, bueno con periodistas económicos sí, digo… cuando un diario te lo comentan es por que alguien lo leyó. Estamos vendiendo en la semana 40 (mil ejemplares) y los domingos 50 (mil). Para estar en el séptimo mes del diario… este es un diario bebe, este diario acaba de salir, estamos vendiendo bastante más que Página (NdeE: diario que Lanata dirigió desde 1987 hasta 1994) cuando salió y bueno… la comparación con Página ahora es mucho más.

¿A qué espectro del público pretende llegar el diario?

Mira yo no me lo planteo así, yo nunca hice un estudio de mercado para trabajar. Yo trato de hacer un diario que yo leería; yo no soy distinto a la gente. Cuando el diario me aburre me imagino que le aburre a la gente. Lo que yo veo por lo que la gente nos devuelve, es totalmente heterogéneo, hay gente grande, gente chica, de todo. Bueno y si lo ves por Internet, que hay 700 mil entradas, bueno, es súper diverso.

¿Por qué sacaste un diario en papel, cuando todo parece converger hacia la digitalización?

Es que… yo creo que hay que diferenciar entre el norte del mundo y el sur del mundo. En el norte del mundo todo tiende a converger… en el sur no. En Estados Unidos la conectividad es del 95%, acá es del 36; o sea, falta mucho todavía para hacer un diario en la red. Que quiero decir: en Inglaterra el volumen de publicidad que se maneja en televisión abierta es el mismo que en la web, acá es 0,0000… ¿Cómo lo bancás si sería en la web? El principal problema es ese. Yo te digo, si podría salir mañana en la web salgo, a nosotros nos bajarían un 40% los costos, dejaríamos de comprar papel, es lo mejor que me podría pasar, pero es imposible, no lo podríamos bancar.

¿Esto tiene que ver con el conservadurismo de los auspiciantes o con el tema de la poca conectividad?

Mirá, yo creo que la web es, después de la imprenta y de la revolución industrial, el invento más importante de la humanidad. Creo que es súper democratizador y que ayuda muchísimo a la transparencia. Yo creo que no hay publicidad en la web por que ayuda muchísimo a la transparencia (NdeR: esboza una leve sonrisa). A ver… las empresas y las agencias prefieren currar en el cable o en el papel e inventar cualquier verso que te lee tanta gente o que te vio tanta gente por IBOPE, y no meterse en Google Analitics, que yo tengo al otro día cuando tipos entraron (a la página web) en Hungría. ¿Me entendés? Y me dice en que notas se quedaron y cuales no. La web en eso es súper transparente y como el negocio de la publicidad en la Argentina es súper trucho, le cuesta pasar a la web.

Y a su vez, ¿podés generar más transparencia en el ejercicio del periodismo?

La web todavía no ganó la credibilidad que tiene el papel, pero me imagino que es una cuestión de tiempo; a lo mejor en 20 o 30 años la gana. Uno de los problemas en ese sentido es el tema del anonimato. Por un lado es intrínseco a la web, pero por otro lado es un gran cagada; por que yo puede estar mirando un blog sobre los derechos humanos firmado por la Madre Teresa, pero que lo haya escrito Videla, y nunca tengo ninguna garantía. El hecho de estar expuestos a publicar comentarios anónimos es una discusión; yo no le encontré la solución, hay muchas cosas que distorcionan el tema y que hacen que la credibilidad se erosione, que la credibilidad del medio pierda.

Los lectores no son periodistas, participan sin ningún criterio. Yo tampoco quiero hacer una apología de la participación del lector, a veces es inteligente, y a veces es un imbécil, a veces sobredimensionan los temas por que les pasa a ellos pero esos temas son una pelotudés que no saldrían en ningún lado. Me parece que no hay que mezclar las cosas, me parece que hay un fenómeno interesante con todo lo que es Internet 2.0, pero Internet es todavía una medio en su infancia, es muy nuevo, hay que ver como va evolucionando y como se va incorporando culturalmente. Hoy pensamos todavía que Internet tiene moral, y las máquinas no tienen moral, no son ni buenas ni malas.

Cambiando de tema, ¿cómo crees que debería regularse la publicidad oficial?

Me pasó de tratar con todos los gobiernos del 87 hasta acá y ninguno manejo bien la publicidad oficial. Todos usaron TELAM (NdeE: agencia de noticias estatal que regulaba hasta hace poco la distribución de la publicidad oficial) para su provecho, desde Alfonsín en adelante. En la época de Menem coimeaban periodistas, compraban medios, ¡compraban medios inmensos!; ahora lo que hacen es comprar a los medios por derecha con pauta oficial.

Lo lógico ahí es lo siguiente: el gobierno tiene la obligación de dar a conocer sus actos. Esa obligación debería ser distribuida equitativamente por todos los medios, bueno pero no lo es. Hoy en día el que más recibe es Clarín, pero segundo está Página que vende 7 mil diarios y recibe dos millones de dólares por mes en publicidad oficial. A mi me parece que de esa manera se va tratando de cooptar a los medios. Nunca se legisló, es muy difícil que alguna vez se legisle, justamente por los intereses cruzados que hay.

¿Igualmente no crees que hay un principal énfasis de este gobierno en la construcción que intentan hacer de la realidad?

Este gobierno tiene un problema desde que asumió, y fue una de las cosas que más me sorprendió cuando los empecé a conocer: nos dan demasiada pelota a los periodistas. No tendrían que darnos tanta bola, nosotros no somos tan importantes. Ellos están demasiado pendientes de lo que cada uno dice. Yo no me imagino a Perón estando pendiente de lo que decían los diarios; Perón hacia los diarios. Bueno estos tipos no hacen los diarios, están viendo que sacan los diarios. Me pasó de hablar con ministros y que ellos conozcan nombres de periodistas que yo ni se quienes son y yo hace 30 años que trabajo. Es porque están todo el tiempo muy pendientes del asunto mediático. Bueno, la propia Cristina cuando habla de la realidad habla de relato de la realidad, o sea, lo dice, lo está diciendo…

Y en cierto modo lo dice con razón, por que así como el gobierno hace una construcción del relato, los medios también la hacen…

Bueno, pero eso ya es una discusión entre semiólogos. Me parece que un presidente hable del relato de la realidad es raro. Igual yo creo que Cristina no podría mantener una discusión entre semiólogos, pero bueno, eso ya es otra cosa.

Con respecto a Página/12, en base a su último balance comercial presentado correspondiente a 2006, y a datos de la Asociación por los Derechos Civiles, obtuvimos el dato de que un 33% de sus ingresos correspondían a publicidad oficial. En ese marco, ¿se puede tener un mínimo grado de independencia o libertad?

En Página evidentemente hay una decisión editorial de alinearse con el gobierno, esto está claro. El hecho de que el ex subdirector del diario haya sido nombrado presidente de TELAM es la mejor paradoja. O sea, es el tipo que va a enseñarles oficialismo a la agencia oficial. Más claro… Estoy hablando del caso de Granovsky. Yo lo que siento con Página, después de idas y vueltas y conflictos, es que Página para mí dejó de salir. Lo que está saliendo no es Página, es una mueca de lo que Página fue. Durante los ocho años que yo lo dirigí era otra cosa, y durante un tiempo posterior también. Pero hoy me parece un boletín oficial patético.

¿Y que sentís vos ante esto? Porque en definitiva es una creación tuya.

Para mi cerró. Yo no lo veo más como algo mío.

¿No lo lees al menos?

No, no…lo leo a Verbitsky por la red. Lo recibo acá pero ni lo abro.

¿Y con Verbitsky como es la relación?

Mira, Verbitsky fue siempre más político que periodista, desde mi época. Yo lo llevé a Verbitsky a Página. A mí me interesa como periodista, pero a veces en él prima el político. Bueno, en los últimos tiempos según la información que nosotros tenemos el trabaja como asesor informal del gobierno en materia de defensa. Y me parece que es deshonesto de su parte no decírselo a la gente. Porque yo no tengo problema en publicar un columna de un tipo y poner abajo diputado de la Coalición Cívica. Entonces pone asesor del presidente, y todo bien. Pero que la gente sepa, porque sino estás estafando a la gente. Eh…digo que a él siempre le interesó más la política porque realmente es así. Él no tiene una visión periodística de la realidad; tiene una visión política de la realidad. Es un tipo inteligente, es interesante, pero hoy está muy sesgado.

¿Vos ya no mantenés contacto con él?

No, no… yo dejé de tener contacto con él cuando implosionó “Periodistas”. Esta era una organización en la que estábamos todos, que un momento quiso sacar un comunicado porque a Nudler lo habían censurado en Página, y Verbitsky no estaba de acuerdo con que “Periodistas” se pronunciara en eso, y yo renuncié. Después renunciaron todos atrás mío, y desapareció “Periodistas”.

En ese caso, ¿cuál fue el argumento de Verbitsky para no sacar un comunicado?

El decía que era un caso de censura, pero que entonces la gente de La Nación y Clarín que estaba en “Periodistas”, también tendría que hablar de casos de censura. Yo creo lo mismo y no me hubiera molestado (sonríe), pero bueno, se ve que nadie estaba dispuesto.

En el caso de Página, lo que se discute es que si su línea editorial responde a un negocio con el gobierno, o si es por la continuidad de una posición ideológica. Lo consultamos a Bruschtein, y argumenta que esta línea editorial se da porque hace 20 años que viene manteniendo esta línea ideológica que de algún modo es afín a la del gobierno.

Yo no sabía que Página mantenía la defensa de Jaime y De Vido hace 20 años. No me parece la misma línea ideológica que hace 20 años (sonríe). ¿Página hace 20 años hablaba de pagarle al Club de París? ¿Página hablaba hace 20 años del campo como si fuera sólo la oligarquía? No, yo creo que no. Página hace 20 años era muy distinta. Igual, nada, es una elección, y yo como elección lo entiendo, y la gente lo lee como un vocero del gobierno. O sea, es así; cuando la gente quiere saber que piensa el gobierno, lee Página.

El problema también es que va a pasar después, porque el gobierno no va a durar toda la vida. Entonces, ¿si el gobierno sale, Página se caerá con el gobierno o no? ¿Podrá reconvertirse o no? Bueno, son problemas que ellos van a tener. Eh…que se yo, Gómez Fuentes desapareció con Galtieri, Neustad desapareció con Menem; bueno, a lo mejor Página/12 desaparece con los Kirchner. No lo sé.

¿Qué crees que se debería contemplar en el proyecto de ley de radiodifusión?

Yo te digo lo que yo creo. Acá no puede ser que un diario tenga un programa de televisión, y una radio a la vez, en la misma ciudad. La prensa está cada vez más concentrada. Para mí es una locura y en ningún país del mundo pasa. Perdón, es un diario, un canal, una radio, una web y telefonía…

Y televisión por cable…

… una locura total. Pero bueno, eso no lo van a cambiar; de hecho este gobierno es uno de los que más favores le hizo a Clarín. Alfonsín le dio Radio Mitre. Menem le dio Canal 13, y Kirchner le dio Cablevisión-Multicanal.

¿Y a qué se debe esta pelea Clarín-gobierno?

Clarín es poder en sí mismo. Clarín no hace oficialismo, Clarín es clarinista; según los negocios, hará oficialismo o hará oposición, entonces andá a saber ahora que carajo les pasa. Pero no hay una pelea real. En su momento sí hubo una pelea, cuando el gobierno quiso comprar Clarín. Ahí se pudrió todo, y el momento cúlmine del quilombo habrá sido con Kirchner con el cartelito de La Cámpora (NdeE: asociación política que lidera el hijo de los Kirchner, que manifestaban la consigna “Clarín miente” y “TN Todo Negativo”). Pero después se metieron el cartelito en el orto. Y hoy Clarín ya dejó de contaminar y de mentir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s