Grandes investigaciones periodisticas: el crimen de La Dársena (18/07/2008)

La historia de un caso policial que empezó a tener ribetes políticos a partir de una pista proporcionada por el padre de una de las víctimas del crimen y que provocó el fin del período político desarrollado en Santiago del Estero por los Juárez. Por María Eugenia Barrionuevo y Camila Bonetti.

Audio:

La investigación se inició como un caso policial. Los huesos de Leyla Nazar, de 24 años, y de Patricia Villalba, de 26, habían sido hallados a la vera de una ruta, en un descampado conocido como ‘La Dársena’, en las afueras de Santiago del Estero, en enero del 2003.

 

La noticia fue publicada por los medios locales como un crimen más, ambas jóvenes provenían de familias humildes, y nadie parecía querer indagar demasiado en las muertes de ‘dos chinitas’ (como diría tiempo después, Musa Azar)

 

El caso no quedó allí. Jounes Bshier, de origen palestino, padre de Leyla, llegó con su tragedia a cuestas a Buenos Aires, a golpear las puertas que en Santiago se le habían cerrado.

 

Así es como llega al diario Página /12, y en el bar de la esquina de la redacción, le cuenta a algunos periodistas, en un español muy básico, la historia de una fiesta de sexo y drogas con los hijos del poder.

 

Alejandra Dandan, trabajaba en el diario desde el año ’98. Por su experiencia en la sección Sociedad,  estaba acostumbrada a escuchar cientos de historias de personas que se acercaban al diario buscando respuestas o una repercusión mediática que agilizara el curso de la justicia. En todos esos casos, los datos eran comprobables, una escapada a tribunales revelaba rápidamente el curso de los acontecimientos.

 

Pero este caso si que era diferente. Un padre que no vivía con su hija, (ella estaba en Tucumán, él en Santiago del Estero), que no sabía explicar que hacía…por estas características, su historia bien podía tratarse de un delirio.

 

‘Evidentemente era muy complicado para él contar que Leyla ya trabajaba en la noche, y en la calle.’ El relato, confuso y con datos poco claros sólo se sostenía con la presencia de un diputado nacional, que acompañaba a Bshier en su recorrida por Buenos Aires.

 

Finalmente, tras chequear la información con referentes de Santiago que a Dandan le inspiraban confianza, Página publica en marzo la primera nota, a nivel nacional, que habla sobre el crimen. En ella, el padre denunciaba que los asesinatos no se investigaban porque de la fiesta había participado el vicegobernador de la provincia, Darío Moreno.

 

Esta publicación sirve de disparador. Al día siguiente, un periodista santiagueño da cuenta de una versión contraria y el gobierno de Carlos ‘Tata’ Juárez sale a desmentir a los medios nacionales.

 

Desembarco de los medios en Santiago del Estero

 

Ya en la provincia juarista, las cosas se ponen menos claras. Los enviados especiales de los medios nacionales (de Clarín, Télam, La Nación), alojados en un hotel céntrico son apabullados con las más diversas hipótesis. Todos los días reciben testimonios de personas que aseguran saber quienes fueron los responsables de los macabros asesinatos.

Por tribunales desfilan abogados impresentables, defendiendo personas que nada tienen que ver con el crimen, y desviviéndose por hacer su relato verosímil y por lograr acaparar  algo de atención mediática.

 

Mientras tanto, una flotilla de espías, con muy poco disimulo, en bicicletas y siempre con anotador en mano, siguen de cerca cada uno de  paso de los periodistas.

 

Para sumar confusión, dos hombres se presentan en el hotel diciendo que son agentes de la Gendarmería, pero contratados en forma particular. Los llevan en un auto a un parque, sacan una notebook (algo muy sofisticado para lo que era Santiago) les cuentan su hipótesis, tan descabellada que tranquilamente podía haber salido de un cuento de ciencia ficción.

 

Comienza a vislumbrarse otra historia

 

Como había sucedido en Catamarca, con el crimen de María Soledad, los familiares organizan marchas todos los viernes, y no se cansan de exigir que se sepa la verdad.

De a poco van saliendo otras voces, que con miedo, y a escondidas, comienzan a desentrañar el trasfondo de la historia, la de una sociedad sometida al poder de un régimen instaurado hacía más de 30 años.

 

Gracias a un sistema basado en el espionaje y la extorsión, la ciudad estaba al servicio de ‘Los Juarez’. Así, cualquier versión que se inventase desde el poder tenía sus intérpretes. Si lo necesitaban agarraban a pibes de los barrios más pobres de Santiago y los hacían testimoniar historias increíbles, sólo para entorpecer el esclarecimiento del hecho.

 

Con el paso del tiempo, los periodistas se dieron cuenta de que el caso del denominado ‘crimen de la Dársena’ era solo un emergente, de una sociedad que había naturalizado una forma de vida casi feudal, donde la vida y la muerte no valían nada.

 

Condenas

 

El ex jefe de inteligencia de la policía santiagueña, Antonio Musa Azar, y  los tres ex policías, Pablo Gómez, Daniel Mattar y Héctor Albarracín, fueron condenados a prisión perpetua.El carnicero José Patricio Lludgar recibió una pena de 22 años de prisión por el “homicidio simple” de Leyla y como “partícipe primario” en el asesinato de Patricia.

 

El resto de los imputados en el proceso resultó absuelto, entre ellos el hijo de Musa Azar, Antonio “Musita” Azar Cejas, y la esposa del ex funcionario, Marta Cejas.

Para “Musita”, quien estaba preso desde hacía cuatro años, la fiscalía había reclamado trece años de prisión por el crimen de Leyla.

 

Otro de los absueltos fue el ex diputado Carlos Anauate, quien estuvo detenido varios meses y fue destituido como legislador por esta causa.

 

Más información:

 

Libro Los Juárez.

DANDAN, ALEJANDRA. -HEGUY, SILVINA –JULIO CÉSAR RODRIGUEZ

Editorial: NORMA

Año: 2004

Anuncios

3 comments

  1. Soy uno de los policias que trabajo en la investigación del caso darsena y uno de los que detuvo a Musa Azar, hay muchas cosas que no quisieron ver los jueces. Si conocen a alguien que este interesado en escribir a serca del caso, yo podria brindarles mucha información que ayudaría a entender las muchas dudas que dejo esta causa. Muchas gracias por permitir esta comunicación

    1. Hola es un mensaje para Fabián.
      Soy Alejandra Dandan, recién veo la nota. Si estas interesado en hablar o contarnos, adelante. Podrías dejarnos tu correo para que nos pongamos en contacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s